Utilizamos cookies propias y de terceros y tecnologías similares para almacenar y administrar las preferencias del Usuario, habilitar contenido y recolectar datos analíticos y de uso, así como para garantizar el correcto funcionamiento de esta web. Si continúa navegando por esta web, estará aceptando su instalación en los términos indicados en nuestra Poítica de Cookies.

Una tablet es un dispositivo a medio camino entre un smartphone y un portátil ya que te permite hacer prácticamente todo lo que harías con un móvil, pero con un tamaño ligeramente mayor.

En función de si quieres una tablet para niños, una para un uso más profesional o un modelo simplemente para ocio, deberás tener en cuenta diferentes factores:

  • Tamaño y pantalla. El tamaño es lo primero en lo que debemos pensar. Para verlo todo a la perfección te recomendamos tablets de 10 pulgadas ya que cuentan con las dimensiones perfectas para transportarlas con facilidad y con la versatilidad de una pantalla con tamaño adecuado.

No obstante, si no requieres tantas pulgadas, puedes apostar por tablets de 7 pulgadas que cuentan con un tamaño ligeramente superior al de un móvil y son idóneas para llevarlas a cualquier lado.

La resolución de la pantalla también es importante. Te recomendamos apostar por una que cuente con tecnología HD o FULL HD para que las imágenes se vean con gran calidad.

  • Almacenamiento. Si tenemos una tablet, lo más frecuente es que descarguemos diferentes aplicaciones, ya sean para trabajar o para ocio. Por tanto, necesitaremos una buena capacidad de almacenamiento y memoria RAM.

La capacidad de almacenamiento debería situarse a partir de los 32GB para que no tengamos ningún problema. Aunque si vamos a hacer un uso limitado de ella entre 8GB y 16GB también nos serviría.

En cuanto a la memoria RAM, lo ideal es tener entre 2 y 4 GB para un uso cotidiano y entre 6 y 8 GB si queremos un mayor espacio para nuestros documentos y aplicaciones.

  • Autonomía. La autonomía es importante ya que nos evitará depender del cargador del aparato y poder llevarla donde queramos sin preocuparnos por quedarnos desconectados.

Las tablets suelen disponer de una gran autonomía que va desde los 4000 mAh hasta casi llegar a los 5700 mAh, en función del modelo. Esto nos garantiza poder utilizarla de manera continuada durante 4-6 horas sin tenerla que cargar.

  • Procesador. El procesador determina la velocidad con la que se ejecutarán las tareas en la tablet. Lo ideal es contar con un procesador entre 4 y 8 núcleos para reducir el tiempo de espera entre la ejecución de aplicaciones.

Si bien es cierto, que en una tablet no tendremos la misma rapidez que en un portátil, pero es necesario escoger un buen procesador para obtener un resultado óptimo.

  • Cámara. La cámara de la tablet no suele contar con una calidad excepcional, pero cada vez en mayor medida hay modelos con una resolución mayor. Lo frecuente es encontrar tablets con cámara frontal y trasera con resolución entre 2-4 MP la primera y 5-8MP la segunda.

  • Prestaciones adicionales. Si quieres utilizarla para trabajar o en tus estudios, puedes hacerte con una tablet con teclado. Las hay que ya lo incorporan y otros modelos a los que se lo puedes añadir sin problemas. De esta manera, tu tablet se convertirá en un miniportátil.

  • Precio. Dependiendo del modelo y de la marca podemos encontrar tablets baratas por un precio entre los 90 y los 150 euros y otras con una mayor calidad y prestaciones que superan los 200 euros.

En general, las tablets Android son mucho más baratas que los iPads de Apple.

Si te interesa hacerte con una puedes encontrar tablets Samsung y de otras marcas en nuestro catálogo de productos. ¡Entra a visitarlo!

FILTRAR

5 Tablets disponibles en Stock

+
FILTRAR

Se han encontrado 5 . Página 1 de 1