Placas de gas, placas vitrocerámicas, placas de inducción… Hay una gran variedad de placas de cocinado en el mercado actual y muchas veces a la hora de escoger una u otra pueden surgir las dudas sobre cuál es la mejor opción. Si no quieres decidir, las placas mixtas son tu solución.

Para explicarlo de manera gráfica, diríamos que las placas mixtas están divididas por la mitad y cada una de esas dos partes tienen un sistema de cocción diferente. Por ejemplo, si apuestas por una gran potencia y eficiencia en el cocinado, entonces deberás hacerte con las placas mixtas de inducción y gas, si prefieres poder utilizar menaje de cualquier material entonces lo mejor es una placa mixta vitrocerámica y gas.

No obstante, hay muchas más variaciones y también puedes encontrar placas mixtas de gas e inducción, placas mixtas de inducción y vitrocerámica… Por ello deberás valorar cual es la que más se adapta a tus necesidades en la cocina-

Si no sabes qué placa mixta comprar aquí te decimos en qué debes fijarte para hacer una buena elección:

Medidas

Independientemente del tipo de placa mixta que sea todas suelen tener una anchura similar, entre los 55 y los 59 cm, aunque dependiendo del modelo las puedes encontrar ligeramente más grandes.

Además, también tendrás que tener en cuenta la profundidad para instalarla en el espacio adecuado. La mayoría tienen unas medidas de entre 50 y 55 cm, aproximadamente.

Potencia

Dependiendo de las diferentes formas de cocción de la placa mixta está tendrá una potencia u otra. Por ejemplo, en una placa mixta vitrocerámica y gas (con 2 zonas vitro y 1 de gas) la potencia oscila entre los 3000 y los 3600W, mientras que en las placas mixtas de inducción y gas se pueden superar los 4000W y en otros tipos no llegar a los 2000W.

En general, para un cocinado eficaz se recomienda adquirir un electrodoméstico que cuente con una potencia entre 2000 y 3000W.

Hay que tener en cuenta que las placas mixtas más habituales son las que cuentan con 3 o 4 fogones y estas son idóneas si sueles utilizar la placa de manera habitual.

Características

  • Diseño. Las placas mixtas cuentan con un diseño similar al de cualquier tipo de placa habitual. Puedes encontrarla con corte biselado o incluso con los bordes ligeramente redondeados. Además, las placas mixtas de acero inoxidable son las más frecuentes, sobre todo, por su facilidad a la hora de limpiarlas. En general, una placa mixta resulta más llamativa estéticamente que una normal por la combinación en la forma de sus fuegos.

  • Las placas mixtas más modernas llevan paneles táctiles para controlar la potencia, la temperatura y el tiempo de cocinado, mientras que otras incorporan unos mandos giratorios para poder seleccionar las diferentes características. También puedes encontrar modelos que incorporen ambos tipos de controles y cuyo funcionamiento es sencillo e intuitivo.

  • Precio. Las placas mixtas baratas suelen tener un precio de entre 300 y 450 euros, aproximadamente. Mientras que aquellas más potentes o con más prestaciones superan los 500 euros. En general, no es un electrodoméstico especialmente caro si tenemos en cuenta que es una manera de tener dos tipos de placas en casa.

  • Sistemas de seguridad. Muchos de los modelos incorporan sistemas de bloqueo y seguridad para evitar posibles accidentes domésticos y para garantizar que el electrodoméstico no se dañe si, por ejemplo, lo estamos limpiando.

Si quieres hacer los mejores platos prueba a usar la placa mixta para cocinar como más te apetezca. En el mercado hay placas mixtas Balay, Bosch, Siemens o AEG, entre otras muchas marcas. ¡No te las pierdas!

 
 
 
 

0 Placas Mixtas disponibles en Stock

Lo sentimos

No hemos podido encontrar ningún producto que coincida con tu búsqueda.

+