Las estufas sirven para emitir calor a una estancia a través de distintos sistemas. Suelen contar con un termostato que te permite escoger el tipo de potencia y la temperatura acorde a tus necesidades.

Además, aunque tienen diferentes diseños suelen contar con un tamaño fácilmente transportable y con ruedas para poder ubicarlas en cualquier estancia de la casa.

Existen diferentes tipos de estufas, aunque las más frecuentes son las estufas de gas (estufas de gas butano, propano…), las estufas eléctricas o las clásicas estufas de pellets.

Estufas de gas.

Las estufas de gas suelen tener una mayor potencia y generan calor inmediato por lo que están pensadas, sobre todo, para calentar estancias grandes. Es preciso que cuenten con ventilación, ya que estos aparatos expulsan dióxido de carbono y absorben el oxígeno durante su funcionamiento.

Funcionan con gas butano o gas propano y son estufas de bajo consumo ya que las botellas de estos gases suelen durar bastante tiempo. Si bien es cierto que el desembolso inicial para hacerte con una es ligeramente superior que en otros tipos. Su precio puede oscilar entre los 85 y los 150 euros, aproximadamente.

A pesar de que cuentan con sistemas de seguridad de calidad pueden dar más problemas que las eléctricas, por lo que requieren un mayor mantenimiento.

Estufas de pellets.

Las estufas de pellets emiten calor por radiación y convección y tienen un poder calorífico similar al de las estufas de gas. Funcionan con residuos vegetales de serrín natural y no emite CO2, por lo que es una buena forma de contribuir con el medioambiente.

Su precio suele ser ligeramente superior al de las estufas de gas y se sitúan entre los 100 y los 200 euros. No obstante, no suelen consumir en exceso por lo que suponen una gran inversión ya que los sacos de pellets duran mucho y tienen un coste entre 5 y 10 euros.

Estufas eléctricas.

Las estufas eléctricas son las que más abundan en los hogares actuales ya que no suponen una gran inversión inicial (hay estufas eléctricas baratas que no superan los 30 euros) pero tienen un consumo energético elevado ya que únicamente funcionan cuando están conectadas a la corriente eléctrica.

No cuentan con tanta potencia como las estufas de gas ya que tienen entre 900 y 1000W, frente a los 2500-3000W de las que funcionan con gas. Por ello, no tienen un efecto de calor inmediato, sino que tardan ligeramente en calentar la estancia que, preferiblemente, debe ser pequeña.

Son fácilmente manejables y algunos modelos cuentan también con la posibilidad de emitir aire frío, por lo que cumplen con una doble función. Además, no requieren un mantenimiento constante y son más seguras al no funcionar con gas.

En definitiva, en función de tus necesidades deberás escoger un tipo u otro. No te preocupes, porque en el catálogo de productos de Milar contamos con estufas Orbegozo, estufas Tristar o estufas Cointra entre otras muchas marcas de la mejor calidad con precios que te sorprenderán. ¡Échales un vistazo!

FILTRAR
2 ... 4 >

145 Estufas disponibles en Stock

+
FILTRAR

Se han encontrado 145 . Página 1 de 4

2 ... 4 >