Utilizamos cookies propias y de terceros y tecnologías similares para almacenar y administrar las preferencias del Usuario, habilitar contenido y recolectar datos analíticos y de uso, así como para garantizar el correcto funcionamiento de esta web. Si continúa navegando por esta web, estará aceptando su instalación en los términos indicados en nuestra Poítica de Cookies.

Aunque los portátiles han ido ganándoles el terreno poco a poco, los ordenadores de sobremesa todavía son la opción elegida por muchos para llevar a cabo diferentes tareas ya sean de ocio o de trabajo.

A la hora de hacerte con uno debes elegir si quieres personalizártelo tú mismo, es decir, escoger la torre y el monitor por separado (esto es frecuente en los ordenadores de sobremesa gaming) o adquirir uno completo.

No obstante, escojas el tipo que escojas tendrás que fijarte en lo siguiente:

Procesador

El procesador determinará la rapidez con la que se ejecutan las tareas y los más recurrentes en el mercado son AMD e Intel. Si vas a hacer un uso básico del ordenador y no vas a ejecutar aplicaciones o juegos específicos te bastará con un procesador Intel Celerom o Pentium.

Para hacer un uso considerable usando aplicaciones cotidianas que requieran algo de potencia entonces el Intel Core i3 y el Intel Core i5 son los tuyos. Y si lo que vas a hacer es un uso profesional te recomendamos apostar por Intel Core i7 o superiores.

Memoria RAM y almacenamiento

La memoria RAM y la capacidad de almacenamiento son esenciales para que no tengas que ir preocupándote porque tus archivos y programas no “caben” en tu ordenador de sobremesa.

La memoria RAM debe tener como mínimo 4GB de capacidad para que no tengas ningún problema. Puedes encontrar RAM de hasta 8 y 16GB para un mayor almacenamiento.

En el caso de la capacidad del disco duro, deberás adquirir al menos uno de 256GB de almacenamiento, aunque si vas a hacer un uso mayor entonces tienes que apostar por uno de entre 500-1000GB. También hay modelos que superan los 1000GB destinados al gaming y a aplicaciones de gran tamaño.

Pantalla del monitor

La pantalla del monitor es también muy importante para que puedas ver todos tus contenidos y documentos a la perfección. La ventaja que te ofrecen los ordenadores de sobremesa frente a los portátiles es que las pantallas tienen más pulgadas.

Puedes encontrar algunos modelos desde las 18” hasta las 27”. Si utilizas el ordenador para hacer gráficos y elementos de diseño te recomendamos hacerte con una de, al menos, 22 pulgadas para que lo veas todo sin problema.

Sistema operativo

El sistema operativo determinará la interfaz y la usabilidad del ordenador de sobremesa que adquieras. La mayoría de los dispositivos cuentan con alguno de las versiones de Windows, siendo las más actuales las de Windows 10 Home y Pro.

Si quieres saber cuáles son sus diferencias echa un vistazo a nuestro post: Windows 10 vs Pro comparativa entre los últimos sistemas operativos de Microsoft.

Conexiones

A la hora de escoger un ordenador de sobremesa debes cerciorarte de que cuente con diferentes puertos USB y HDMI para tener todos tus programas bien guardados en discos duros y pendrives y luego poder acceder a ellos sin problema.

Precio

Los ordenadores de sobremesa que ya incorporan monitor, pantalla, teclado y ratón son más baratos que aquellos que personalizamos nosotros mismos y compramos por separado.

En general, los ordenadores de sobremesa baratos suelen oscilar entre los 400 y los 700 euros aproximadamente. Mientras que aquellos que tienen un uso más profesional o están destinados al gaming, pueden superar los 1.000€.

Si quieres hacerte con uno de ellos, no dudes en visitar Milar donde tenemos ordenadores de sobremesa Acer y ordenadores de sobremesa Toshiba de la mejor calidad y al mejor precio.

FILTRAR

7 Sobremesa disponibles en Stock

Marcas

+
FILTRAR

Se han encontrado 7 . Página 1 de 1