chat
x

¿Quieres conocer qué productos podemos
entregarte antes y con mejores servicios?

O también puedes:

Procesador de alimentos

FILTRAR

0 Procesador de alimentos disponibles en Stock

Lo sentimos

No hemos podido encontrar ningún producto que coincida con tu búsqueda.

Cualquier electrodoméstico que haga más fácil el día a día siempre es recibido y un procesador de alimentos no iba a ser menos. ¿Necesitas una salsa rápida para tu plato estrella? ¿Tienes que picar verduras para la cena? No te preocupes. En Milar disponemos de procesadores de alimentos que se ocupan de tus necesidades. Cocina tus platos sin esfuerzo gracias a las distintas velocidades de los procesadores de alimentos y de su fácil limpieza. 

Tipos de procesadores de alimentos

  • Manual: Aunque la tecnología haya venido para quedarse en nuestras vidas, los procesadores de alimentos manuales es una opción muy económica para triturar tus alimentos a ojo y a la manera que más te guste. Además, los procesadores de alimentos manuales son más asequibles que los digitales y no necesitan de corriente eléctrica, por lo que podrás utilizarlos en cualquier lugar. 
  • Digital: Los procesadores de alimentos digitales son un práctico ayudante en tu cocina. Cuenta con varios diales o botones con los que podrás controlar el procesador de alimentos. Dependiendo del modelo y la marca encontraremos más o menos botones, pero todos los existentes en el mercado tienen el botón de encendido, las diferentes velocidades y el modo específico de procesador de alimento. Los procesadores de alimentos digitales suelen contar con buenas opiniones, por lo que es una opción segura de compra en tu cocina. 

Funcionalidades de un procesador de alimentos


Lo primero que debes saber es que no todos los procesadores de alimentos pican todo tipo de ingredientes. Hay algunos que, por ejemplo, no cuentan con la funcionalidad de picar alimentos duros como las nueces o el hielo. Para obtener el resultado que deseas, no te olvides de leer todas sus especificaciones y, sobre todo, que cuente con una potencia necesaria

  • Capacidad: La capacidad del recipiente del procesador de alimentos donde se introducen los ingredientes dependerá del tamaño de ese mismo bol. Puedes encontrar desde cuencos de 0.5 L, para aquellas de uso doméstico, hasta unos 2 L. Los procesadores de uso profesional cuentan con una mayor capacidad, de hasta unos 5 L. Algunos de estos últimos, además, cuentan con un contador de calorías. Perfecto para aquellos que cuidan su línea o quieran hacer un tipo de dieta específica.  
  • Potencia: A mayor potencia de un procesador de alimentos, menos será la resistencia de los alimentos a triturar. Los modelos más comerciales de picadoras, además de ser más baratos, cuentan con una potencia de menos de 800 W. Una cifra más que suficiente para el uso doméstico del procesador de alimentos. Sin embargo, los procesadores de alimentos profesionales son de 800 W en adelante.
  • Velocidad: La velocidad de un procesador de alimentos dependerá del modelo y de la potencia del mismo. Los modelos comerciales de procesadores de alimentos suelen contar con 2 o 3 niveles de velocidad, incluyendo uno turbo para acabar con cualquier grumito indeseable. En cambio, las picadoras profesionales cuentan con mayor versatilidad. No solo en lo referido a la velocidad. También cuentan con programas específicos para el tipo o grupos de alimentos introducidos en el tazón. Pueden cortar, picar, triturar, rallar, semibatir… 
  • Limpieza: La limpieza de los procesadores de alimentos es relativamente sencilla, al ser totalmente desmontables. Gracias a las cuchillas de acero inoxidable y al bol (que puede ser de plástico, cristal templado, acero inoxidable), no tendrás problemas a la hora de limpiar a mano el procesador de alimentos. Los procesadores de alimentos más punteros cuentan, además, con programas de autolavado. Lo que te facilitará un ahorro de tiempo. 
  • Diseño: En cuanto al diseño de los procesadores de alimentos hay que distinguir entre la parte de las cuchillas, de acero inoxidable, el bol y el propio electrodoméstico. El bol puede ser de plástico o de acero inoxidable, aunque algunos de los modelos profesionales son de cristal. El electrodoméstico es de plástico resistente blanco, cristal templado con acabado en rojo o negro o de acero inoxidable. En definitiva, los procesadores de cocina ofrecen personalidad y versatilidad a tu cocina ofreciendo diseños para todos los gustos. 


Si estás pensando en hacerte con un procesador de cocina, ¡no te lo pienses más! Disponemos de varios procesadores de alimentos en oferta en nuestras más de 400 tiendas físicas repartidas en toda España o aquí, en la web de Milar. Te garantizamos la mejor compra para disfrutar de tu procesador de alimentos

Milar logo