¿Cuánto consume una secadora de ropa eléctrica al mes según el etiquetado energético?

Si estás pensando en comprar una secadora debes conocer cuánto consume una secadora y de esta manera evitar llevarte alguna sorpresa con la factura de la luz. Por eso, en Milar os contamos cómo hacer un uso eficiente a la hora de usar la secadora así como cuáles son los mejores modelos que nos ofrecen las marcas.

consumo secadora

Consumo dependiendo del tipo de secadora

En España, las secadoras no están consideradas como un electrodoméstico de primera necesidad. Debido a determinadas normativas en algunas ciudades está prohibido tender la ropa en los balcones y en las nuevas construcciones los patios interiores tienden a desaparecer. Estos son motivos más que suficientes para plantearte la compra de una secadora.

A la hora de elegir tenemos que conocer los diferentes tipos de secadora, el tipo de energía que consumen y en relación con todo esto, cuánto consume una secadora de ropa.

Podemos encontrar secadoras que utilizan gas como fuente de energía o electricidad. Para poder instalar una secadora de gas es imprescindible que nuestra vivienda cuente con instalación de gas. De lo contrario deberemos contar en nuestro presupuesto con añadir una partida para la realización de la instalación. Con el uso de la secadora de gas a lo largo de los años la inversión quedará más que amortizada ya que el coste del gas es más económico que la electricidad.

¿Cuánto consume una secadora de ropa a gas? Consumen una cantidad de energía muy similar a las secadoras eléctricas pero realizan el secado en menos tiempo que una eléctrica, si a esto le sumamos que el coste del gas es inferior a la electricidad, la diferencia respecto a una secadora eléctrica es importante.

Para saber cuánto gasta una secadora de ropa eléctrica tendremos que concretar más a cerca del tipo de secadora que es y de la calificación energética que tenga. Las secadoras más habituales del mercado son las secadoras de condensación, las secadoras de evacuación y las secadoras de bomba de calor.

¿Qué es la la clasificación energética?

La nueva etiqueta energética de electrodomésticos, y la de las secadoras, se representa con las primeras letras del abecedario siendo la A la que mayor eficiencia energética tiene y la G la que menos.

Es importante adquirir una secadora eficiente. No solo se produce un ahorro elevado en la factura de la luz. También haremos tendremos unos resultados superiores frente a una secadora menos eficiente. Así, la vida de tu secadora será mayor gracias a la sostenibilidad de cada uso.

Comparativa y consumo de algunos modelos de secadoras

De estas características es la secadora Electrolux EW9H3866MB. Su eficiencia energética es B y tiene una capacidad de 8kg. Esta secadora bomba de calor cuenta con un sistema CycloneCare para el cuidado de tu ropa y un secado uniforme de tus prendas. Además, esta secadora Electrolux con GentleCare seca a la mitad de temperatura que una secadora normal. Con ella ahorrarás en la factura del hogar y no tendrás que preocuparte, ya que tu ropa estará en las mejores manos.

cuanto consume una secadora

Para conocer cuánto consume una secadora al mes podemos hacer un cálculo muy sencillo. El consumo medio de una secadora es de 270 W a la hora. Si multiplicamos las horas que dura el ciclo de secado por los días al mes que la utilizamos tendremos un cálculo aproximado del consumo. En función de si dispone o no de bomba de calor y de la clase energética redondearemos hacia arriba o hacía abajo.

Diferencias de consumo

En principio vamos a distinguir entre cuánto consume una secadora de condensación y cuánto consume una secadora de bomba de calor.

Una secadora de condensación es aquella en la que el vapor de agua generado durante el secado se condensa y recoge en un depósito que se debe de ir vaciando periódicamente. Estas secadoras cuentan con la ventaja de que para su instalación solamente hay que  contar con el espacio necesario y un enchufe para conectarla.

Uno de los muchos modelos que tenemos en Milar a un precio barato es la secadora de condensación Indesit EDCE-G45 B H (EU) B. Cuenta con una capacidad para 8 kg de secado y programas como el modo menos arrugado o modo suave para las prendas más delicadas. Su nivel de eficiencia energética es adecuado, al ser el B.

Las secadoras de bomba de calor, por su parte, disponen de una tecnología que consiste en el calentamiento del aire a través de un motor. Las secadoras que no disponen de bomba de calor calientan el aire mediante una resistencia.

Como ejemplo te ponemos la secadora bomba de calor Zanussi ZDH8373W B. Con una capacidad de carga de 8 kg y eficiencia enérgetica B, esta secadora de Zanussi cuenta con la opción de inicio diferido (tú controlas cuando quieres que empiece) o con el botón EasyIron+, que facilita el planchado al reducir arrugas y pliegues.

La principal diferencia entre una y otra se refleja fundamentalmente en la factura de la luz, ya que una secadora con bomba de calor consume menos electricidad, unas dos o tres veces menos que una secadora sin bomba de calor. Aunque las secadoras que cuentan con esta tecnología tienen un precio más elevado, se acaba amortizando con el ahorro en electricidad que proporcionan.

Lo mismo ocurre con la clasificación energética de las secadoras. Cuanto mejor es esta, mayor es el precio de la secadora, pero menor es su consumo energético por lo que se acaba amortizando con su uso.

En tu mano está decidir ahora que tipo de secadora es la que prefieres y en Milar te ayudamos a encontrarla. ¡Mira estos post, seguro que son interesantes para ti!

Tipos de Secadoras: diferencias y ventajas de cada tipo de secadora de ropa

Secadora de evacuacion ¿Cómo se instala y cuál es su funcionamiento?

Secadora bajo consumo ¿Cómo ahorrar en tus facturas?